Cuando la gente se da cuenta de que hasta el más mínimo pelo obstruye el desagüe de la ducha, tiende a activar las alarmas.  ¿Pero cuánta pérdida de cabello diarías es realmente motivo de preocupación?

Puede ser totalmente normal perder entre 50 y 150 cabellos al día. Si crees que estás perdiendo más cabello de lo normal, consultá a tu dermatólogo lo antes posible, ya que la debilidad y pérdida de cabello son más fáciles de revertir cuando se detectan a tiempo.

Si estás perdiendo pelo a lo loco, llama al doctor y comprobá estas ocho posibles razones detrás del éxodo masivo de tu cabeza.

1. Te faltan nutrientes clave

¿Alguna vez escuchaste la frase "eres lo que comes"? La pérdida temprana del cabello puede estar relacionada con deficiencias en la dieta. Los nutrientes que pueden faltar son: las proteínas y la vitamina D.

Las proteínas son lo más importante para tener un cabello saludable. Nuestro cabello está hecho de una proteína estructural llamada queratina que el cuerpo no puede producir sin una dieta rica en proteínas, explica.

¡Como si necesitaras otra razón para pasar más tiempo al aire libre!: la vitamina D también es esencial por el papel que desempeña en la nutrición de los folículos capilares, y por lo tanto fomenta el crecimiento del cabello.

2. Tu peinado es demasiado fuerte

Si te haces colas de caballo muy apretadas, la tensión constante pone en tensión los folículos pilosos. Esto puede causar rotura, adelgazamiento e incluso pérdida permanente de cabello conocida como alopecia por tracción.

Además si utilizas planchas u otros pequeños electrodomésticos de calor para el peinado muy seguido, pueden causar una condición llamada alopecia centrífuga central cicatricial. La ACCC es la pérdida de cabello de la parte superior del cuero cabelludo causada por las quemaduras de las herramientas de estilismo calientes. Usá tus planchas con la temperatura más baja, especialmente si también usa algún tipo de producto relajante para el cabello.

3. Su genética no está a su favor

La alopecia, a veces es producto de una enfermedad autoinmune hereditaria llamada Alopecia Areata. Como 'enfermedad poligénica', la alopecia areata requiere que ciertos genes se transmitan de ambos padres, por lo que es bastante rara. El sistema inmunológico ataca los folículos pilosos, haciéndolos más pequeños y deteniendo potencialmente todo el crecimiento del cabello.

Existen tratamientos que pueden ayudar a frenar este tipo de pérdida de cabello, como las inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP). En el tratamiento PRP, los factores de crecimiento de la propia sangre se reinyectan en el cuero cabelludo para estimular la circulación y promover la formación de colágeno y nuevos folículos pilosos.

4. Estás teniendo problemas hormonales

Los desequilibrios hormonales en los que las mujeres tienen niveles de testosterona más altos que los de estrógeno pueden provocar la caída del cabello en la cabeza, pero también estimulan el crecimiento del cabello en otros lugares, como la barbilla.

Las mujeres que pasan por la menopausia pueden experimentar pérdida de cabello porque los niveles de estrógeno caen más rápido que los de testosterona a medida que sus hormonas tocan fondo, dice.

Para los hombres, la caída del cabello suele ser un proceso mucho más frecuente. De hecho, la alopecia androgenética hereditaria afecta aproximadamente al 70% de los hombres y está provocada por un exceso de hormonas masculinas, los andrógenos.

5. Estás bajo mucho estres

Aunque los expertos no entienden bien la conexión entre el estrés y la pérdida de cabello, sospechan que el estrés puede alterar el ciclo de crecimiento de los folículos pilosos. Los folículos pilosos siempre se encuentran en una de las tres etapas: crecimiento, caída y descanso. El estrés parece desplazar todos tus folículos a la fase de caída a la vez.

6. Acabas de tener un bebé

Culpa de nuevo a tus hormonas. Después de dar a luz, los niveles de estrógeno de las mujeres suelen bajar. La proporción de estrógeno en relación con la testosterona puede causar una ola de pérdida de cabello después del nacimiento, pero por suerte es algo que ocurre una sola vez, asegura.

7. Tenés un problema de salud más grande

Si la pérdida de cabello no es el único síntoma extraño que tenés, puede ser el momento de llamar al doctor. Condiciones como la diabetes y los desórdenes de la tiroides pueden llevar a la pérdida de cabello.

Cuando tu cuerpo es resistente a los insulantes (un precursor de la diabetes de tipo 2 en la que el cuerpo no responde a la insulina o no utiliza la glucosa adecuadamente), su hígado deja de producir una proteína llamada 'globulina vinculante'. La globulina vinculante ayuda a regular sus hormonas sexuales, y sin ella sus niveles de dihidrotestosterona (una hormona sexual masculina más potente que la testosterona) aumentan.

Si tienes hiper o hipotiroidismo, tu tiroides no produce la cantidad adecuada de hormonas. La tiroides es una hormona tónica que hace crecer el pelo y el corazón late más rápido, y regula el metabolismo. Eso significa que ambas condiciones pueden afectar a tus folículos. En el hipotiroidismo, la tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, mientras que en el hipertiroidismo, la tiroides produce demasiada hormona, explica. Dado que la hormona tiroidea ayuda a desarrollar y mantener los folículos pilosos, los niveles inadecuados pueden provocar daños que pueden incluir un aumento de la rotura y la pérdida de cabello, dice una reseña publicada en el International Journal of Technology.

 

 

 

PRODUCTO RECOMENDADO PRODUCTO RECOMENDADO
Suplemento Hair Restoration Loción Capilar Tricoten 401

 

(Visitado 1325 veces, 10 visitas hoy)